Ingresar como Invitado
(Acceso limitado)
Biblioteca On-Line
Correo:
Clave:
Recordar mi Clave

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 Noticias de Interés   Noticias de Interés

EL TELETRABAJO Y LOS RIESGOS LABORALES IV

EL TELETRABAJO Y LOS RIESGOS LABORALES

 

En esta entrega, queremos destacar los riesgos derivados de la Transformación de una Parte de la Vivienda en Lugar de Trabajo y de la Organización del Trabajo.

 

RIESGOS DERIVADOS DE LA TRANSFORMACIÓN DE UNA PARTE DE LA VIVIENDA EN LUGAR DE TRABAJO

Es evidente que una vivienda no está preparada para ser un lugar de trabajo, y el hecho es que la mayoría de los teletrabajadores trabajan en su casa. Por ello, consideramos imprescindible realizar una serie de modificaciones y tomar ciertas medidas que eviten riesgos:

Habilitar una zona aislable dentro de la vivienda, con suficiente espacio para contener los equipos y materiales de trabajo, de manera que ese espacio se dedique exclusivamente al trabajo. Sería conveniente que dispusiera de luz natural, y que el ruido, tanto externo como de la casa, fuese el menor posible. Recordemos que el ruido puede ser un factor de estrés importante, y que la luz natural ayuda disminuir el riesgo de fatiga visual.

Ordenar el espacio de la habitación para evitar caídas y golpes, respetando los lugares de paso, etc. En la misma línea, disponer el cableado eléctrico y telefónico de manera fija y en las paredes; de esta manera se evitarán accidentes innecesarios.

 

Vigilar la temperatura de la habitación, así como la ventilación de la misma. El control de la calidad del aire interior, en ambientes en los que no se desarrollan actividades industriales, es importante a la hora de mantener la seguridad y la salud laboral.

RIESGOS DERIVADOS DE LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

El hecho de que el teletrabajador normalmente trabaje en su casa, en soledad, o al menos aislado del resto de la plantilla de la empresa, manteniendo un contacto casi exclusivamente telemático o telefónico, lleva implícito una serie de posibles riesgos laborales de carácter psicosocial, que pueden dar lugar a diversas patologías. De ahí la necesidad de establecer una serie de medidas preventivas:

Flexibilidad horaria: Establecimiento de un horario adaptado a las cualidades y necesidades del teletrabajador, dado que el propio control del ritmo de trabajo puede dar lugar a un exceso de horas de trabajo con la consiguiente sobrecarga.

 

  • Aislamiento: Es conveniente prefijar una serie de reuniones entre el teletrabajador y los componentes de la empresa. De esta manera, se consigue estar al día en cuestiones propias de su trabajo, de su empresa, se fomenta el sentido de pertenencia a la organización, y se previenen problemas derivados de la soledad y el aislamiento.
  • Separación del ámbito familiar del laboral: El hecho de no separar, y no solo de manera física, ambos aspectos de la vida, puede dar lugar a tensiones que afectan psicológicamente al teletrabajador.
  • Pausas: Establecer un ritmo de trabajo descanso donde primen las pausas cortas y frecuentes frente a las largas y espaciadas. Esto es debido a que una vez llegado el estado de fatiga es difícil recuperarse, siendo más positivo el procurar no alcanzarlo.

RESUMEN SEMANAL EN EL ÁMBITO TRIBUTARIO
RESUMEN SEMANAL DE SEGURIDAD SOCIAL
RESUMEN SEMANAL EN EL AMBITO LABORAL
OPERATIVOS SENIAT
PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LAS UTILIDADES
SUSPENSIÓN DE LAS EJECUCIONES DE DESALOJOS DE INMUEBLES DESTINADOS A VIVIENDA, ASÍ COMO DE AQUELLOS DESTINADOS A USO COMERCIAL
NUEVO MONTO DE LAS PENSIONES DEL IVSS
CONSECUENCIAS REANUDAR LAS ACTIVIDADES SIN ESTAR DENTRO DE LOS SECTORES AUTORIZADOS POR EL ESTADO
SEMANA DE CUARENTENA RADICAL A PARTIR DEL 14 DE SEPTIEMBRE DE 2020. ESQUEMA 7 + 7
BOLETÍN INFORMATIVO DE IMPUESTOS Nº 23/2020
Ver Todas las Noticias
cursos
cursos